jueves, 13 de septiembre de 2007

Introducción a los Agregadores

Con la moda del Web 2.0 en pleno apogeo, las empresas están barajando una gran variedad de posibilidades entre los sistemas más publicitados y así determinar cuál es la mejor opción para negocios ya consolidados. Un fenómeno emergente de entre estas tendencias es “el agregador de información” (mash-up Server), definido como una aplicación empresarial o un servicio que utiliza contenidos que provienen de más de una fuente hasta crear un servicio completamente nuevo. La fácil integración del agregador en cuanto a contenidos y servicios promete toda una nueva clase de aplicaciones para empresas, y lo que es más importante, la capacidad para innovar rápidamente y permanecer competitivo en un mercado cada vez más dinámico.

Hoy en día, el navegador web se ha convertido en la forma predominante de acceso a contenidos, aplicaciones y sistemas. Es muy usual que las compañías permitan que empleados, socios y clientes accedan a todo tipo de información y servicios a través de la web. Sin embargo, con el gran número de sistemas web emergiendo dentro y fuera del cortafuegos, no es siempre fácil conseguir que todas encajen perfectamente y de una forma integrada ya que suelen haber sido elaborados por diferentes departamentos y haciendo uso de muy variadas tecnologías. Así, los nuevos métodos y tecnologías necesitan integrar todos estos sistemas web de modo que sigan siendo ágiles y que no requieran demasiados recursos técnicos en tareas de reprogramación e integración tras su despliegue. Es decir, permitir la siempre soñada “reutilización”.

Una nueva y prometedora clase de agregador de tecnologías ofrece gran apoyo a las empresas de hoy en día. Sacando un máximo rendimiento de aspectos corrientes de los sistemas web – http, HTML, javascript – y ofreciendo un tipo especial de integración. Esta integración se lleva a cabo por medio de la creación de robots para el acceso a las diferentes fuentes WEB de contenidos y utilizados para la creación de API’s pudiendo ser optimizados rápidamente y con una buena relación coste-rendimiento.

Las típicas soluciones de agregador elaboradas por empresas incluyen: 1) portlets creados en base a aplicaciones web ya existentes 2) recopilación e integración de datos y contenidos, y 3) integración de aplicaciones y generación de servicios web de aplicaciones ya existentes.